A 1'20 metros del sentido común, o del menor de los sentidos

La mejor forma con la que podemos hablar u obrar hacia los demás, se encuentra desgraciadamente  manca, en demasiadas ocasiones, del más sencillo de los sentidos. De tan común que es el pobre, se suele olvidar entre el gentío. Debe ser por culpa de Vicente, que en sus ansias por ir adonde va la gente, pierde a cada paso la noción y el sentido de sus actos.

Y es que en mi navegación y surfeo por los blogs amigos, me encontré con propuestas sólo de interés y pinceladas varias, que cual rayajos en el aire proponían hacer campaña sobre el más común de los sentidos.

Recogiendo el voluntario testigo, reivindico esa falta de sentido, que no hace más que acuciar la sinrazón social que nos envuelve. Esa que implora a cada día por la capitalista solución de la Crisis. Esa que se hace eco de preocuparse por el futuro, cuando la respuesta está en ocuparse por el mismo, eliminando de verbo el innecesario prefijo. En definitiva, haciéndolo más común y sencillo.

Claro está que no hay como un buen botón para la muestra. Del cual 1º se ocupó el fotógrafo que retrató la realidad a 1'20 metros vista. Con sentido común, después, Periodismo Humano nos lo acerca y @atemporal nos lo muestra y cuenta. Toda una reivindicativa exposición itinerante organizada por el Consejo General de la Abogacía Española, en colaboración con la Escuela EFTI y la ONG Espíritu Social 



El problema viene dado en la cifra de coincidencia, la cual otorga mortal desazón y reminiscencia. Porque aquí se nos presenta la mirada de los niños, que a 1'20 metros desde el suelo, reivindica  sus derechos de persona y de infancia. La cuestión, claro está, que de mirada impuesta se trata, porque no eligió el  menor mirar desgracia y pobreza. Asesino en la sombra es el mayor, que aunque obligado por circunstancias, a su suerte le abandona. Aquel que permitió que su infancia  se velara, para después, la hipocresía social y los gobiernos, anudaran con su venda.

Por ello, no es difícil imaginar reminiscencias de guadaña, en la cifra de 1'20  metros resaltada. No es difícil descubrir a los mayores "intereses creados", que desgraciadamente imperan sobre el menor común de los sentidos. Intereses que condenan a esos niños de 1'20 a acabar bajo tierra, en un punto de distancia en metros equidistante.

Tal vez sea hora de dejar de preocuparnos, para pasar a ocuparnos en hacer menos por más. Ya ves tú, la mayor dificultad gira en torno a reivindicar al mortecino sentido común, para que resurja a toda luz como el más común de los sentidos.
votar

6 comentarios:

periodismohumano dijo...

Muchas gracias. Es muy emocionante leer tus palabras.

ooOJotaEmeOoo dijo...

Gracias a ti por tu comentario. Sin duda, así conseguimos difundir y retroalimentar campañas con verdadero sentido común.

Arwen dijo...

Genial post, me gusta como escribes. Y yo también abogo por el sentido común.

Por cierto que si te apetece participar te invito a la CAJA NEGRA (II) que acabamos de inagurar, será un placer tenerte por allí.

Muy buen fin de semana.
Arwen

ooOJotaEmeOoo dijo...

Viniendo de ti, Arwen, es todo un cumplido. Agradezco y acepto tu invitación. Siempre que el tiempo me lo permita, intentaré humildemente participar.
1 beso.

SOLO DE INTERES dijo...

Tienes razon, es la falta de la sinrazon social que nos envuelve, mas que los interese creados, debemos retomar el sentido comun, muchas gracias por el apoyo, un fuerte abrazo

ooOJotaEmeOoo dijo...

Ya sabes, en compartir campañas con "sentido común" está la base del apoyo social.
Un saludo, RC.