El efecto Dirt Devil, sólo apto para exorcistas sin reparos

En 1973 el estreno de una estremecedora película marcó un antes y un después en el género de terror cinematográfico. Dirigida por William Friedkin y bajo el guión de William Peter Blatty, autor de la novela homónima, narraba las vicisitudes de una inocente y adorable niña supuestamente poseída por el diablo...

Sus padres, reacios ante la diabólica evidencia, llevan a cabo un desesperado e infructuoso intento por querer "curar" médicamente el mal que aqueja a la niña. Al fin, tras la decepción y el monstruoso devenir de los acontecimientos, deciden acudir a un sacerdote católico, conocido como "El Exorcista".

Ahora, 38 años después y ante tanta suciedad entre nosotros, será necesario volver a llamar al Padre Karras...



Cine y Publicidad vuelven a darse la mano, bajo el juego entre los géneros y la complicidad del espectador. Y es que se necesita de la licencia que sólo permite el espectador aventajado, para poder pasar del género de Terror al género de la Comedia en cuestión de segundos. Complicidad e identificación que sólo ofrece el telespectador actual, aquel que viera la película original en cuestión. Ya fuese hace 38 años en la sala del cine, ya fuera hace dos días en la pantalla de su hogar. No importa el cuándo, sino el qué para poder comprender la guasa.

Cuando la publicidad logra la identificación absoluta de atmósferas ambientales en nuestro imaginario colectivo, tiene gran parte del producto vendido. Ahora bien, si la imaginativa creación se descontrola, el resultado podrá volverse en su contra. El mensaje no será entendido por igual si el telespectador no conoce, no ha visto, el film originario que da pie a la chanza.

Los creativos alemanes de este aterrador spot con hilarante desenlace, han sabido mezclar la identificación fílmica mostrada, para llevarnos hacia su terreno y metérnosla doblada. No en balde, Dirt Devil - Exorcist fue finalista en el reciente Cannes Lions Festival 2011 de la creatividad internacional. Concretamente, el spot forma parte de la campaña alemana para el aspirador "Centrino Cleancontrol" de la marca. A pesar de todo, no ha quedado claro todavía si verdaderamente se trata de un spot que apoye la propia empresa y cliente Dirt Devil, o forma parte del trabajo creativo de la productora Filmakademie Baden-Württemberg, que es quien lo ha realizado.

Independientemente del medio el fin resulta chocante, aunque para ello se requiera de nuestra complicidad y apoyo, a través de la memoria audiovisual cinematográfica. "You know when it's the devil", reza al final el spot. Si "tú sabes cuando es el diablo", (cuando es el culpable), claro quedará entonces, que todo persona que no ha visto El Exorcista (The Exorcist, 1973) no participará por igual del hilarante mensaje y su doble intención perseguida. Y es que a su vez el diablo es aquí sinónimo de endiablada potencia de marca. Dirt Devil se transfigura en la mano de la inocente anciana, que hace uso de su "centro de limpieza" para acabar, sin importar las consecuencias, con la "suciedad más endiablada".

Nada de todo esto sería posible, sin la interpelación manifiesta hacia el espectador. Sin esa espiral de terror emocional y atmosférico, con la que tan bien supieron jugar William Friedkin y Blatty, para narrarnos entre impactantes imágenes, tenebrosa música y desgarradores sonidos, su diabólica historia. Aquella que aspiró en su día para seguir haciéndolo hasta hoy, nuestros sufridos traseros en la butaca, y no poder despegarlos más de un palmo, hasta visionar el aterrador desenlace entre el bien y el mal...



10 comentarios:

SOLO DE INTERES dijo...

Me sigue dando miedo, crei con el tiempo ya no, uff, que terror, se ponen los pelos de punta, más alla de la ciencie y la supertición....,uff se te queda grabado. Un fuerte abrazo

ooOJotaEmeOoo dijo...

La verdad es que sí, R.C. Esta película se ganó a pulso la etiqueta de "una de las más terroríficas de la historia del Cine".

Aunque espero que sí hayas podido ver el ingenioso spot actual, y te haya arrancado al menos una sonrisa miedosa... ;)

Abrazos.

ahora o nunca dijo...

Que genial el spot. Sumamente gracioso. Me ha recordado a este de "drama queen"
http://www.youtube.com/watch?v=y1Bz6GiZrIw

Un beso.

ooOJotaEmeOoo dijo...

Cris, lo bueno del spot es que sabe utilizar esa atmósfera ambiental tan identificativa en la película original. Para luego dar la vuelta a la tortilla a través del humor ;)

Y sí, el ejemplo que indicas de "Drama Queen" hace uso de esas notas ambientales tan características. (La sonrisa final de la niña es impagable). Pero te falta decirme a qué película te están referenciando para identificar el juego...

1 beso ;)

Gladyzs dijo...

Me gusta mucho el genero del terror pero el exorcista es la única película que ha logrado transmitirme un miedo real y a no desear volver a verla. Cuando la vi acabé con una sensación desagradable.

Saludos!!

ahora o nunca dijo...

Pues la verdad que me has pillado, porque no tengo ni idea.. he de reconocer que no soy una gran aficionada al cine de terror por el miedo que levantan en mi. :)
Así que por favor dime a que película se trata para saber el misterio que hay detrás de "drama Queen".

Un beso.

ooOJotaEmeOoo dijo...

Gladyzs, es verdad. Como le comentaba a R.C., forma parte de esas películas verdaderamente terroríficas de la historia. Precisamente, consigue transmitir un calado emocional que nos hace sufrir a través de la inocente niña. Y encima, la diabólica historia se apoya en escalofriantes imágenes y efectos especiales, que asustan a cualquiera.

Por lo menos, ahora con este spot se le quita un poco de hierro al asunto.
Saludos ;)

ooOJotaEmeOoo dijo...

Cris, el misterio que encierra "Drama queen" es aquel que tú misma quieras desvelar. ¿Te recuerda a algo? ¿Has visto antes una idea similar, o que referencia a algo o a alguien? De eso se trata cuando creativos y directores "buscan" referencias que pueden "llegar" a todo el mundo...

Pero bueno, te di una pista con lo de la sonrisa impagable de la niña... Además, fíjate cómo va vestida: con sueter y ¡¡corbata!! ¿Por qué? Si no fuera por el gancho del pelo, parecería un niño con melenita...
Se trata de un semblante que puede resultar tan angelical, como diabólico con su sonrisa...

Y ahora te pregunto: ¿has visto La Profecía (The Omen, 1976)? Damien, así se llamaba el puñetero niño protagonista... ;)

Besos :D

EGA dijo...

Me encanta!!!

ooOJotaEmeOoo dijo...

Pues nada, EGA. Gracias por opinar. Y ahora ya sabes que hay que andar con mucho ojo ante potentes "limpiadoras"... ;)