Entre las aventuras del rey Max y la sombra de la realidad

Érase una vez un reino que vivía en paz y armonía... Bajo la sabia y justa garra de su melenudo rey Max, el pueblo gozaba y convivía en paz. Tal era el esplendor luminoso del reino de Max, que provocó la envidia entre la Sombra y sus secuaces. Porque ya sabes, en todo cuento no puede faltar un villano... como en la vida misma...

Así que un día el lado tenebroso irrumpió en el reino, sembrando la confusión entre las gentes. Algo que no podía tolerar el rey. Y respaldado por sus amigos, erizó su melena y sacó las garras... Pero cómo, ¿un rey melenudo y con garras? Bueno, se me olvidaba deciros que el rey Max era un atractivo león...


Bajo la aureola de las vacaciones de verano, los más pequeños de la casa disponen de tiempo de sobra para jugar con los juegos de siempre, ver series y películas de dibujos animados, pegarse un baño en la piscina, o navegar entre juegos multimedia. Las aventuras de Max el león es una serie de TV realizada con técnicas de animación por ordenador, que pretende entretener y fascinar, al tiempo que enseñar unos valores. Lo mejor de todo es que la aventura no acaba en la pantalla del televisor, sino que continúa online en la página Max adventures, para seguir disfrutando con videojuegos gratuitos en su funzone, descargas, noticias y visionados extras de la serie.

Y es que tras la puesta en escena de la lucha eterna entre el Bien y el Mal, se encuentran Max el león y sus amigos Leena, Fahn, Kaow y Yuki; junto a los maestros ancestrales de las artes marciales; para dar su merecido a las malas artes del villano Shadow Master y sus secuaces. A través de todos ellos, se suceden una serie de aventuras en un mundo de fantasía. Se trata así de conseguir restablecer un orden traspuesto. Un ejemplo más con el que se ofrecen a los más pequeños, paralelismos de nuestra vida diaria adulta. De esa realidad en la que vivimos, bajo la cual, para conseguir algo, debemos prepararnos y trabajar en equipo, dejándonos ayudar por los que más saben, y poder afrontar los obstáculos que salgan a nuestro paso.

En realidad, nuestra vida no es más que eso: una serie de acontecimientos que se suceden uno tras otro, provocados por nuestras decisiones y las de los demás, mientras que, entre todos, luchamos para salvar los obstáculos, con lo que, poco a poco, conseguiremos proyectar una película de mejor o peor calidad. Algo que sin excepción concierne tanto a pequeños como adultos. Que pasa de unos a otros, como reflejo continuo de nuestra realidad.

Quizás por eso seguimos siendo el reflejo de cuando éramos niños, porque no cabe duda, que series de dibujos animados pensadas para los peques, acaban siempre enganchando a los no tan peques...
No me lo vais a negar... ;)

4 comentarios:

LaLolaSh dijo...

A mí me lo vas a decir, a una fan fatal de Harry Potter, las pelis Disney, la factoría Píxar, de los dibus kawaii japoneses, de Mario Vaquerizo y de Marilyn Manson. Todo supuestamente infantil. Sólo supuestamente.

ooOJotaEmeOoo dijo...

Jajaja :D LolaSh, estás hecha una "niña mala". Me parece que en tu receta existe más de un personaje que no es precisamente muy infantil...
Será que les conviene ser como niños, y actuar de forma más que "infantil" para conseguir lo que quieren, sin pensar lo que dicen... ¿...o sólo será supuestamente...?
Saludos ;)

Alberto dijo...

es infantil, pero creo que con una estética apta para cualquiera... Yo aun recuerdo dragon ball o Kunfu Panda, y esto parece como un remix, pero la verdad que puede ser entretenido, veremos a ver

ooOJotaEmeOoo dijo...

No vas desencaminado, Alberto. Como ves la espiral nunca cesa y las referencias hacia otras series o películas de animación están ahí. Tal vez el rey Max no sea tan socarrón como Goku en Dragon Ball, ni tan torpe y gracioso como Kunfu Panda, pero también tiene sus "armas" y secretillos...
Saludos ;)