Y la nave va... navegando por la música


Sirva parafrasear uno de los títulos del gran Federico Fellini, "Y la nave va" de 1983, para relacionar barcos, edificios, cine y música con lo mucho que se está hablando del nuevo videoclip "Chasing Pirates" de la cantante Norah Jones. Ese que la muestra como si de aguerrida corsaria se tratara, "surcando las calles" a bordo de un gran bergantín, mientras se afana "Persiguiendo a los Piratas".

Sin duda la espectacularidad del vídeoclip está servida, sobretodo para sorprender a las nuevas generaciones de adolescentes que siguen a la artista por doquier, cual fenómeno fan que no sucumbe en el intento, por muchos temporales que encuentre en su navegación musical.

Para comprobarlo, échale un vistazo en primer lugar al susodicho y después, si tienes a bien, sigue leyendo el post.

 

 
Tras dejar el "Viento en las Velas", decía aquello de sorprender en exclusiva a adolescentes actuales, o 'teens' como tanto gustan llamarles los americanos, porque éstos todavía no poseen la suficiente cultura audiovisual para refutar, o mejor dicho, memoria audiovisual, para poder contemplar que la espectacularidad del barco que surca las calles ya se inventó con gran acierto el siglo pasado, allá por los '80. Y es que los 'teens' actuales han echado mano de su inmediata memoria para relacionar el presente videoclip de Norah Jones con el actor Johnny Depp y sus éxitos en "Piratas del Caribe". (O más bien, la productora y discográfica se han hecho valer de esos actuales taquillazos del cine para "vender" el mensaje deseado al público 'target' escogido). Así lo expresan los 'teens' en comentarios que se pueden ver por la Web, desde Foros a Youtube y demás Redes Sociales.  Y es que hasta ahí les llegaba a los muchachos la memoria. Algo lógico y normal por una cuestión de edad y escasa cantidad de películas visionadas pero, sobretodo, de una sociedad consumista actual que sólo se preocupa por lo que tiene dentro de su propio ombligo y no mira o indaga más allá.
 
Que hayan pasado 26 años desde "Y la nave va" de Fellini y de que Terry Gillian dirigiera el cortometraje "The Crimson Permanent Assurance", prólogo de la famosa película "The Meaning of Life" ("El Sentido de la Vida", 1983), hace pensar que uno ya posee cierta edad, aunque también le capacita con una humilde memoria histórica. Pero, ante todo, demuestra que la regla se cumple a la perfección: los clásicos nunca mueren. Y es que como ya se dijera a partir de 1995, "las películas de los '70 son clásicos en los '90", no va a ser menos ahora en la 1ª década del 2000 con los '80. En nuestra memoria audiovisual quedó grabada aquella secuencia que ha hecho resurgir el videoclip actual con gran éxito, apropiándola para sí mismo sin derecho, hacia las nuevas generaciones. Algo que podemos refutar los que sí contemplamos maravillados en los '80 aquel delirio mental de Terry Gillian y los 'Monty Python', cuando el gran edificio metropolitano desplegaba todo su velamen al comienzo de la película "El Sentido de la Vida". Y es que a parte de la idea y concepto de la nave "barco-edificio", planos del videoclip como el despliegue de las velas, el levantamiento del ancla sobre el asfalto, o el edificio "navegando" por las calles, son "calcados" del cortometraje original de Terry Gillian. (O debería decir copiados, plagiados, homenajeados... Cada cual que elija al gusto.)

El espectacular "barco-edificio" de los 'Python' es el artífice del cortometraje hacia la lucha por la supervivencia laboral en la Sociedad. Y es que "Seguros Permanentes Crimson", es una sarcástica crítica de la sociedad capitalista; del usurero dictatorial; de la esperada rebelión del pueblo que no aguanta más el yugo opresor del Sistema. Rebelión que es más propia de la Juventud y las Nuevas Generaciones, pero que aquí protagonizan las "viejas glorias", haciendo uso de una característica ironía. En este corto, términos y conceptos como seguros, finanzas, tiburones, cañones y cajones, barcos y galeras, cobran todo un sentido metafórico para criticar al Sistema. Así, el cortometraje introductorio es todo un delirante ejercicio audiovisual que juega con el espectador para ir preparándolo ante la película que verá a continuación, "El Sentido de la Vida", la cual es un acercamiento al porqué de las cosas, con un singular humor ácido. Se trata, por tanto, de una película de recomendado visionado, por lo menos, para pasar un rato distraído con el característico humor inglés de los 'Monty Python', que sin ser de carcajadas continuas, a buen seguro te arranca más de una sonrisa.

Como aperitivo, aquí puedes ver en dos partes el cortometraje prólogo "Seguros Permanentes Crimson".
Ya sabes: para muestra un botón, el Play. Y haz justicia a la memoria audiovisual...

"Seguros Permanentes Crimson" (Parte 1)



"Seguros Permanentes Crimson" (Parte 2)



¿Te ha gustado este post? ¡Pues Vota! >>> votar

2 comentarios:

obiwan1977 dijo...

Es que el corto de los Monty Python es irrepetible. Deberían enseñar estas cosas en las escuelas para que los chavales sepan reconocer un homenaje como está mandado.

Un saludo desde Brevemente.

JotaEme dijo...

Sin duda. En las escuelas se deberían enseñar de nuevo muchas cosas que se han perdido. Pero sobretodo, el respeto. Respeto hacia el maestro, hacia los clásicos, hacia las normas, (que no todas son malas), sino que bien dictadas y asimiladas, te hacen ver las cosas con otros ojos cuando creces y echas la vista atrás... pero para seguir mejor hacia adelante...