Sociedad. El Virtuosismo contrajo matrimonio con la Virtualidad (RIP)


Noticias de Sociedad

El señor Virtuosismo Bel Canto y la señora Coral Virtualidad contrajeron matrimonio
en honor de multitudes digitales.   
El enlace fue celebrado en la Estación de Vídeo y Sonido de 'Shadow Water Productions'.
Los padrinos de tan tamaño enlace fueron Internet y las Redes Sociales,
los cuales se ocuparon de reunir a protagonistas e invitados en una sola plataforma: Youtube.
El compositor y maestro de ceremonias fue el señor Eric Whitacre.
Del enlace resultante nació una preciada criatura,
que recibió el nombre de 'Lux Aurumque' 2.0.
Como criatura virtual que es, imagen especular en sí misma, la criatura no existe.
El codigo binario, representado por los Ceros (0) y los Unos (1), llora su muerte.

(R.I.P.)



Lo virtual, aquello que tiene la virtud para producir un efecto, no puede jamás producirlo en tiempo presente. Su existencia es aparente, no real, y por ello es susceptible de manipulación, de ser moldeado a gusto y semejanza de aquello que pretende imitar. En definitiva, 'Lux Aurumque' 2.0 es una gran obra, pero en su entusiasmo por difundir la música coral bajo la plataforma multimedia y tecnológica, (extrapolando los límites de la realidad), se encuentra su propia tara. Pretende reproducir, imitar, la música coral en honor de multitudes. Sin embargo, esa música fue previamente producida en solitario, por cada uno de los integrantes de ese coro, que en si mismo no existe, porque es aparente y no real: está muerto sin haber nacido.

La iniciativa llevada a cabo por el compositor y director musical Eric Whitacre es digna de mención, sin duda, pero en su nacimiento de virtualidad muere el virtuosismo que da sustento a la Música. Lo que hace grande a este proyecto es la creación de un montaje, de una representación figurada con cantantes virtuales, los cuales dan imposible vida (valga la gracia) al propio coro virtual. El producto resultante es un videowall que recrea a un coro imaginario. A un coro formado a una sola voz, pero que no existe. 185 voces, 243 pistas, 12 países. Son los ingredientes de los que está compuesta la criatura audiovisual virtual. Pero que desde el principio han participado en solitario, para que después, el falso demiurgo pueda "crear" el efecto coral. Los cantantes e integrantes del Coro jamás han estado juntos, ni tampoco el vídeo resultante que podemos ver se grabó en conexión directa o streaming. Se trata, en definitiva, de una grabación con producción y postproducción convencionales.

La verdadera "Luz Dorada" de 'Lux Aurumque' brilla en la propia composición musical, cuya audición nos permite evadirnos de la "realidad". Esa y no otra es la "auténtica virtualidad" que consigue. No hay más que pulsar el Play y cerrar los ojos, escuchando la pieza musical sin más. No necesitamos ver para transportarnos, para evadirnos. Eso está en nuestra imaginación. Porque el punto donde existe el límite entre la realidad y la virtualidad en la Música, es muy difícil de discernir. La interpretación musical de la partitura creada, debe ser representada realmente, en presente y en conjunto orquestal, con todas sus imperfecciones sucediendo al momento, para ser auténtica, para ser real.

Queda entonces demostrado lo grande que es Internet y su poder de convocatoria. La iniciativa de Eric comenzó cuando una fan le envió un vídeo en el que ella sola interpretaba una pieza de su anterior obra 'Sleep'. Después, Whitacre decidió colgar la partitura de 'Lux Aurumque' en Internet, para quien quisiera cantar y grabar "su solo" y enviarlo. Posteriormente, seleccionó los vídeos y "creó" el coro virtual. En él, cada cantante está representado por su imagen, por su icono, que en el propio vídeo vemos reflejado como en un espejo, formando un gran videowall.

Las plataformas digitales y las Redes Sociales hacen el resto para difundirlo. Pero en esencia 'Lux Aurumque 2.0' es un vídeo digital más. Como cualquier videoclip visionado del artista favorito. Sirva de muestra el botón: entre éste vídeo y este otro de Lily Allen no hay mayor diferencia que la de los estilos musicales. Ambos se han "creado" tras un proceso de montaje y postproducción. Son como la película aderezada con los últimos efectos digitales, la cual nos esforzamos en ver con los ojos de un niño, para intentar creerla. En ese esfuerzo voluntario, nos identificamos con un personaje virtual, que pertenece a la ficción, que es imagen especular de la vida real, pero que no existe.  

Parafraseando al gran pensador Lacan, en 'Lux Aurumque 2.0' podemos encontrar  "el estadio del espejo como formador de la función del yo". Y es que la noción que cada ser humano tiene de sí mismo, de su apariencia personal y personalidad, sólo se logra desde que somos niños, viéndonos reflejados en un semejante. Sin duda, las teorías psicoanalíticas de Lacan son extensísimas y extraordinarias, las cuales intentan dar respuesta al conjunto de lo real, lo imaginario y lo simbólico.

Todo un conjunto de premisas y fundamentos con los que "juega" el audiovisual y "se nutre", desde su primigenia existencia, para conseguir evadirnos de la realidad con la metáfora del espejo.

Y ahora, sé real y comparte virtualmente ;) >>> votar

5 comentarios:

Nikkita dijo...

Hola JotaEme, me ha gustado mucho esta entrada (como todas). Y en realidad creo que queda poco que añadir a lo que dices. Es cierto que no es un coro, como tal, pero si un buen trabajo de montaje. Este vídeo en concreto lo he visto circulando por todas partes, y puede que el éxito de estos productos radique, además de en la capacidad de difusión de las redes, en la tendencia que hay últimamente a valorar más la música creada o interpretada por "anónimos", quizá porque es más fácil verse reflejado en un anónimo que en alguien popular. Lo que no sé es cuánto durará este interés.
Besos.

SOLO DE INTERES dijo...

Me encanta el video y su animación, yes una perfecta y creativa forma de difundir tan bella musica, del coro. Felicitaciones una entrada de primera un fuerte abrazo

ooOJotaEmeOoo dijo...

Una de las definiciones de "difundir" que más me gusta es la de "transformar lor rayos procedentes de un foco luminoso en luz que se propaga en todas direcciones".
A eso súmale la "metáfora del espejo", el resultado es un nº infinito de rayos luminosos "reflejados".
Si iniciativas como ésta consiguen difundir el Bel Canto, Olé y Olé ;)
1 beso y gracias por comentar.

Arwen dijo...

Salgo de mi biblioteca para pasar a disfrutar un rato contigo y me quedo con esa maravillosa metáfora del espejo! ;)

Un beso.
Arwen

ooOJotaEmeOoo dijo...

Qué gusto da recibir visitas de la bibliotecaria soñadora... ;)
Espero que el reflejo que te ha ofrecido este espejo, haya sido de tu agrado... ;)
Besos.